"Agroecologia: Una alternativa real para conseguir soberanía y seguridad alimentaria"

"Agroecología:

Una alternativa real para conseguir soberanía alimentaria"

lunes, 17 de abril de 2017

Fallece compañero de lucha por la agroecologia

Organizaciones miembros del Gpae lamentan pérdida de promotor de la agroecologia y la permacultura.



El Gpae y sus organizaciones lamentan  el desaparecimiento físico del joven, compañero, de trabajo, amigo Dorving Aroldo Rodriguez miembro del equipo técnico de ODESAR Matagalpa, quien se desempeñaba con coordinador de proyectos en Esquipulas, profesor de la UNAM y profesor voluntario del Centro Campesino ABIAYALA de San Dionisio, Matagalpa, enlace de la alianza de semillas de Identidad y miembro de la comisión de Comercialización y marca colectiva del GPAE. Falleció el día viernes 14 de abril 2017.

El colega después de su graduación inicio a trabajar con Odesar, donde se identifico con la agroecologia hasta su ultimo día de vida, estaba claro que la repuesta a la pobreza de las familias rurales, era la agroecologia y desde este frente de lucha enseñaba a jóvenes, capacitaba a familias campesinas en las comunidades de Esquipulas, Muy Muy, San Dionisio, San Ramón y  Matagalpa e impartía sus conocimientos como profesor de la UNAN en Mulukukú, Waslala, la Dalia.

Desde el Gpae apoyo las capacitaciones sobre permacultura a otras organizaciones  en Nandaime, Palacaguina, el Viejo, Comunidades de  Nindirí Masaya, fue promotor de las ferias de comercialización campesina en Matagalpa y el mercadito agroecologico en Esquipulas, ademas de organizador y promotor los bancos de comunitarios de semillas criollas

Su legado y su contribución lo hacen merecedor de reconocimientos del Gpae, sus organizaciones y familias campesinas quienes lo acompañaron hasta su ultima morada.
Fortalezas a su familiares Padres, compañera de vida y su niñita Génesis.
Nuestro compromiso es continuar su legado y trabajar para sacar adelante a las familias campesinas.
Roger Soza Sancho
Facilitación GPAE







martes, 28 de marzo de 2017

Visita de Broederlijk Delen a comunidades que trabaja GPAE y Centro Humboldt

Visita a familias productoras Agroecológicas y de la red de monitoreo climático

 En la semana del 13 al 18 de Marzo Patricia Verbauwhede,  del la organizacion Broederlijk Delen de Belgica visito a familias productoras  de las fincas escuelas que esta implementado el Gpae y de la red comunitaria de monitoreo  climático del Centro Humboldt, en los departamentos de Jinotega  y Chinandega  en los municipios de Somotillo y Villa Nueva. 

En la vista conoció la experiencia de estas familias sobre el monitoreo del clima, en los municipios con mas déficit hídrico, la problemática del agua y los problemas que pasan las familias organizadas en los Comités de agua potable y los avances de la organizacion de los bancos de semillas.  Las familias compartieron como utilizan los datos de pluviosidad, contribuyendo  a mantener vivas sus propias semillas, conocer la humedad del suelo, cuando sembrar asi como diferentes practicas en el suelo y ponen practica la solidaridad a apoyar a otras familias porque son referentes de los pronósticos climáticos.

En las visita a Jinotega y en la platica con los productores/as, conoció como avanzan en la implementacion de sus sistemas de producción mas sostenibles, las diferentes practicas agroecologicas para conservar y mejorar el suelo, cosechar agua y apoyar al resto de familias a resistir y enfrentar el modelo de agricultura convencional que contamina sus aguas, sus recursos  y afecta la salud de sus familias.


La representante de BD valoro de positiva las experiencias y dio algunas conclusiones :


Ø  Hay mucha voluntad y apertura para el trabajo colectivo entre CH y GPAE. Hay antecedentes de colaboración (alianza por la semilla de identidad, ANACC)  y ambas organizaciones trabajan en torno a problemáticas compartidas (degradación del suelo, seguridad/soberanía alimentaria, monitoreo del clima, escasez de agua, presión sobre los bienes naturales, de forestación, deterioro del medio ambiente).

Ø   Las organizaciones enfocan en mejorar  los medios de vida de pequeños productores campesinos empobrecidos, sin descuidar un enfoque de derechos  y de fortalecimiento organizativo y comunitario. Esto coincide plenamente con la misión y visión de BD.
Ø  La falta de agua es la mayor amenaza para los pequeños productores. Este escasez tiene una relación directa con  relacionado el tema del cambio climático, lo que justifica enriquecer el enfoque de la agroecología con medidas de adaptación específica ante este fenómeno.
Ø  Sin embargo, también hay otras causas de la escasez de agua: la de forestación, el monocultivo, el uso de abonos químicos, el uso irracional del agua por la agro industria, etc.  Por eso es importante trabajar con un enfoque integral.
Ø  El enfoque de familia es un acierto. Los/las lideres/as y sus familias apuestan al cambio “con amor y ganas”. Vale la pena seguir apoyando, animando e incentivandolas como actores de cambio en sus comunidades.

El trabajo de los bancos de granos, no solo es importante para la seguridad alimentaria de las familias campesinas, sino también desde el punto de vista de fortalecimiento organizativo. Tiene potencial como mecanismo para incentivar buenas prácticas agrícolas y medioambientales en la comunidad

Las familias y las organizaciones dieron las gracias a la visitante por su apoyo a los procesos de cambio que estas dos organizaciones promueven en sus territorios.

Roger Soza Sancho
Faciltacion. GPAE

lunes, 27 de marzo de 2017

UPANIC se retracta

UPANIC: “no estamos validando ni importando semillas, sino dialogando con el gobierno”
Transgénicos oponen a UNAG y UPANIC
Álvaro Fiallos: “no es cierto que aumentará la productividad en el país”. Michael Healy: “buscar alternativas a rubros afectados por cambio climático"


Un grupo de quince organizaciones de pequeños productores emitieron un pronunciamiento rechazando la pretensión que atribuyen a la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (UPANIC), de introducir al país semillas y cultivos transgénicos para fines comerciales o experimentales.
Álvaro Fiallos, presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG), aseguró que la introducción de este tipo de semillas, no va a provocar un cambio en la productividad del país.
“Son variedades que requieren de muchas condiciones de producción que el pequeño productor no está en capacidad de proporcionar. Además no está comprobado de que produzcan más que las otras semillas”, afirmó el presidente de UNAG.
Michael Healy, presidente de UPANIC. Carlos Herrera/Confidencial.
Fiallos argumentó que la respuesta para una mejor productividad en Nicaragua no empezará con la introducción de esta semilla, sino con el buen manejo que puedan tener los suelos, y su recuperación respecto a la pérdida de materia orgánica.
Además de UNAG, suscriben el pronunciamiento cinco federaciones de cooperativas (FECODESA, FENIAGRO, FECAMPO, y DELCAMPO, y FEMUPROCAM), así como movimientos de productores y Productores Agroecológicos y Orgánicos de Nicaragua , la empresa de microfinanzas FNDESER y la Alianza Semillas de Identidad, Grupo de Promoción de la Agricultura Ecológica (GPAE), entre otros.
Los críticos de los transgénicos, aseguran que la introducción de estos cultivos perjudicaría la producción y economía campesina de granos básicos, aumentando la dependencia alimentaria y la pobreza rural.
“Las semillas transgénicas son propiedad patentada de las transnacionales, con paquetes tecnológicos inalcanzables económicamente y totalmente contaminantes, por lo que los productores que las usen, no serán dueños de sus propias semillas, perdiendo soberanía”, reza el pronunciamiento.
Luis Orlando Valverde, enlace de MAONIC, opinó que otro de los temores de los pequeños productores es que con el ingreso de cultivos transgénicos, exista mayor contaminación de suelos y del agua, además de un aumento en las plagas para sus parcelas.
Javier Pasquier, Presidente de FECODESA, afirmó que todas las organizaciones decidieron firmar el comunicado porque existe una amenaza seria para la producción de alimentos de 200 mil familias campesinas, que finalizaría en el aumento de los precios de los alimentos.
“Vamos a perder nuestras soberanías de decir sobre nuestros alimentos, nuestra seguridad alimentaria. Van a ser las empresas extranjeras quienes van a determinar los precios de los productos que vamos a consumir. La introducción de estas semillas transgénicas va a significar costos y mayor desempleo para el país”, justificó Pasquier.
La posición de UPANIC
A inicios de mes Michael Healy, presidente de UPANIC, dijo a La Prensa que los grandes productores se estaban preparando para iniciar el proceso de validación en el campo, el cual permitiría determinar qué variedades de semillas transgénicas podrían usarse en el país.
“Aquí la ley está aprobada desde hace varios años y lo que falta es el reglamento que es en lo que estamos trabajando. Se harán parcelas demostrativas para determinar cuál es la que mejor se adapta”, mencionó el presidente de UPANICa ese medio de comunicación.
La normativa a la que se refiere Healy es la ley 705, Ley Sobre Prevención de Riesgos Provenientes de Organismos Vivos Modificados por Medio de Biotecnología Molecular. La misma fue aprobada por la Asamblea Nacional y publicada en La Gaceta, diario oficial, el 13 de abril de 2010.
La ley regula la investigación, liberación al ambiente, comercialización, reproducción, transporte, tránsito, importación, exportación o uso directo como alimento humano o animal de organismos vivos modificados para uso agropecuario, o sea el uso de biotecnologías.
El presidente de UNAG desconoce si UPANIC tiene un aval de parte del gobierno para comenzar con estas validaciones, y mostró su preocupación por los supuestos experimentos que ya están realizando algunos empresarios con semillas transgénicas en el país.
“Los que hacen experimentos con estas semillas están violando la ley. Me gustaría conocer ese aval que dicen que tienen, porque yo he estado en conversaciones con el gobierno y no me han dicho nada. No conozco ningún documento que diga que los transgénicos están aprobados y si es así, primero se debieron cambiar las leyes en la Asamblea Nacional”, indicó Fiallos.
Felipe Argüello, director ejecutivo de UPANIC, aseguró que no existe un proceso de validación de semillas transgénicas y mucho menos la importación del producto hacia Nicaragua.
“Hasta el día de hoy no conozco a alguien que esté validando o importando estas semillas. Eso es falso. No están acusando de algo que no hemos hecho”, respondió Argüello.
Por su parte, el presidente de UPANIC, Michael Healy, aclaró que su organización no tiene ningún aval del gobierno, y que tampoco están importando semillas porque es ilegal y que solo están en conversaciones con el ejecutivo sobre el tema.
“No estamos validando nada, es ilegal y no podemos violar ley”, dijo el presidente de UPANIC.
Healy reconoció que han viajado a otros países que ya siembran con semillas transgénicas y destacó que están retomando algunos ejemplos para que su posición frente al gobierno tenga mayores argumentos y que se tome una decisión al respecto. Los cultivos con los que quieren explorar son el maíz amarillo y la soya.
“Lo que hemos dicho es que Nicaragua está importando seis millones y medio de quintales para alimentar a los pollos y que podría ser una alternativa (importar y trabajar con semillas transgénicas), para ciertos rubros que están siendo afectado por el cambio climático”, comentó.
El presidente de UPANIC afirmó que cada productor es libre de sembrar con la semilla de su preferencia y que si los pequeños sectores productivos no están interesados en este proyecto, bien pueden seguir sembrando las variedades que tengan en sus fincas.

“En su momento cuando terminemos el diálogo con el gobierno estaremos dando declaraciones. Pero repito, no tenemos ningún aval del gobierno, por lo tanto no podemos importar, tal vez La Prensa copió mal lo que yo dije pero la realidad es esta, estamos dialogando y analizando para darle alternativa y respuesta a rubros que pueden desaparecer en el Pacífico debido a la desgravación del CAFTA y el cambio climático”, finalizó Healy.
hhttps://confidencial.com.ni/transgenicos-oponen-unag-upanic/
fotos . GPAE
Comentario del Gpae
El GPAE firmante de esta demanda, promueve esta lucha para que no entren las semillas transgénicas..debemos firmar cartas y pronunciamiento en todos los municipios y enviarlas al Gobierno, para que no se dejen influenciar, con la propaganda de la productividad y que generan empleo, pero no  suman cuanto empleo generan estas familias campesinas en sus comunidades y se  encargan de producir el 75 % de  los alimentos del País. La productividad, vamos a lograrla cuando reconstruyamos los suelos degradados, manejos bien el agua y demos buen manejo a nuestras propias semillas.  Adelante hermanos, que la lucha empieza por la sostenibilidad de nuestro País

viernes, 3 de marzo de 2017

miércoles, 1 de marzo de 2017

NO APROBACIÓN DE SEMILLAS TRANSGÉNICAS EN NICARAGUA

NO APROBACIÓN DE SEMILLAS TRANSGÉNICAS EN NICARAGUA
La Alianza “Semillas de Identidad”, conformada por seis redes nacionales[1] y más de 35 mil familias productoras de granos básicos, presentó una solicitud al gobierno de Nicaragua para que no ceda ante las presiones de las empresas agroindustriales, que pretenden introducir semillas transgénicas para el establecimiento de cultivos o fines experimentales, de investigación y comercio.
Según el Censo Agropecuario del 2012, en Nicaragua existen casi 240 mil productores, el 90 por ciento de los cuales son pequeños y medianos, poseen el 67 por ciento de las tierras cultivables y producen el 91 por ciento de la producción de maíz y el 82 por ciento del frijol.
Son ellos que alimentan a Nicaragua.
Desde que en el 2006 se lanzó la Campaña “Semillas de Identidad”, las organizaciones, redes y grupos que la integran lograron identificar 141 variedades criollas de frijol, 127 de maíz, 38 de sorgo y 9 de arroz.
También se han creado más de 400 bancos comunitarios de semillas criollas de propiedad colectiva, que permiten a miles de familias campesinas tener acceso a este impresionante patrimonio genético.
OGM: nada más que un gran negocio
En defensa de las semillas criollas
Ante las fuertes presiones ejercidas por las empresas agroindustriales para que el gobierno apruebe la introducción de semillas transgénicas, la Alianza “Semillas de Identidad” alertó sobre el peligro de contaminación genética que afectaría gravemente las variedades criollas y acriolladas.
“Hoy más que nunca estamos comprometidos con la defensa de nuestras semillas criollas y acriolladas”, dijo Carlos Vidal Tenorio, del Programa Campesino a Campesino (PCaC).
Según él, diferentes estudios ya han demostrado que los cultivos transgénicos no sólo no son más productivos que los cultivos tradicionales, sino que son adictos a los agrotóxicos, generan problemas de salud, contaminación y erosión genética.
Además, como las semillas transgénicas están patentadas por las grandes trasnacionales, los productores no podrán ni guardarlas, ni sembrarlas nuevamente sin pagar una licencia.
“Todo esto nos traería más dependencia, pérdida del patrimonio nacional y contaminación ambiental. Vamos a crear un frente de lucha contra la introducción de transgénicos al país”, indicó Vidal Tenorio.
También para Mayra Flores de la Red GPAE y Blanca Landero delMAONIC es importante pronunciarse para que el patrimonio genético de Nicaragua se cuide y se defienda.
“Debemos seguir impulsando la agroecología, defendiendo nuestras semillas autóctonas, sumando a más familias productoras, oponiéndonos a la introducción de cualquier tipo de transgénicos. Y queremos que nuestro gobierno nos escuche y nos apoye”, dijeron las dos productoras.
Ante este peligro inminente y basada en los principios de “prevención” y “precaución”, la Alianza “Semillas de Identidad”solicitó al actual gobierno no permitir la introducción de cultivos transgénicos, al tiempo que instó a estar alerta ante “la falsa propaganda y promesas engañosas de las grandes multinacionales”.
También pidió que ante las solicitudes de empresas privadas de introducir cultivos transgénicos, las autoridades se apeguen a los procedimientos establecidos por la Ley 705 o Ley de Bioseguridad[2].
Desafortunadamente, esta ley, la más avanzada de la región centroamericana en el control y regulación de OGM, nunca ha sido reglamentada. Esto limita enormemente su aplicación.
Finalmente, la Alianza solicitó “fortalecer las capacidades administrativa y técnicas de las autoridades competentes para revisar, analizar y determinar los riesgos asociados a especies transgénicas”, así como “defender los derechos de la agricultura familiar y la preservación del patrimonio genético nacional”.
Fuente: Rel-UITA
[1] Centro Humboldt, Grupo de Interés por la Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional (GISSAN), Liga de Defensa del Consumidor de Nicaragua (LIDECONIC), Movimiento de Productoras y Productores Agroecológico y Orgánico (MAONIC), Programa Campesino a Campesino (PCaC), Red de Promoción de la Agroecología (GPAE)
[2] “Ley Sobre Prevención de Riesgos Provenientes de Organismos Vivos Modificados por Medio de Biotecnología Molecular"

lunes, 6 de febrero de 2017

Ningún mal, parece, pasa encima de Nicaragua; siempre aterrizan aquí.

Pronunciamiento de Fundación La Esperanzita, Nueva Guinea, Región Autónoma Atlántico Sur, cuna de la agricultura orgánica de Nicaragua:
Ningún mal, parece, pasa encima de Nicaragua; siempre aterrizan aquí.
*********************************************
¡Ahora los transgénicos! Léan el artículo en La Prensa del 2 del febrero 2017 y organicen su resistencia.

Parece la UPANIC es una sucursal de la Bayer-Monsanto. Todos los argumentos de su presidente Michael Healy son falsos. Quien se interesa más: busquen en la internet. En las "respuestas" siguientes habrá ejemplos ofrecidos por nosotros.

¡Y muchas mentiras engañadoras cuentan! Dice el señor Chavarriaga que "no cree que el uso de transgénicos ponga en riesgo a las variedades criollas, ya que estas se seguirán cultivando principalmente entre los productores de subsistencia", como si insectos polinizadores y el viento no van a los cultivos de subsistencia antes de haber pasado por el transgénico. ¿Por qué luchan en México desesperadamente contra los OGM? Porque todo su maíz de muchísimos variedades se contamina con el de Monsanto. Y peor para nosotros, los orgánicos: infectado con OGM no nos certifican. En España tenían que terminar la producción de maíz orgánico por esa razón.

Las promesas económicas son doble y triplemente falso. Por ejemplo: En casi toda la Unión Europea son prohibidos y 90% de las y los consumidores no las compran. Y gracias a Trump no van a vender mucho en los Yunáis ..., aunque son acostumbrados de comer basura, vea el incremento en alergias, obesidad, diábetes y mala salud en general de las y los estadounidenses.

"Estricto uso animal", dice el vivaz en La Prensa. ¿Y quién come los animales, toma la leche, come huevos?

Dicen los malos de aquí que "comienza su proceso de validación". ¡Que engaño más barato! Una vez afuera, comienza su divulgación a los alrededores por viento e insectos. Regresarlos es casi imposible, también si la validación (generosamente pagada probablemente por Monsanto) da un resultado negativo. Va a ser positivo, porque Monsanto siempre sabía como falsificar estudios y comprar a políticos, empresarios, funcionarios y hasta científicos. ¡Miren la película en youtube!

Y las promesas de la industria (y de UPANIC) son inventos. ¿Casi no necesitan agua? Jaja, Mister Healy. Y los químicos: en todas partes se puede leer que los OGM necesitan cada año más herbicidas, porque la maleza se adapta. Inmensos cantidades del glifosato cancerógeno (RoundUp) en la soya de Brasil, Paraguay, Argentina, con miles de campesinos cercanos envenenados, niños malformados etc. Y también es Monsanto que gana con eso. Monsanto y Syngenta y Bayer, empresas con record de delincuencia.

Además tienen los patentes sobre la semilla, cobran su uso cada año de nuevo, hacen dependiente al campesinado, controlarán la alimentación entre 4 transnacionales al nivel mundial.

¡Que inmenso plan diabólico de destruir a Nicaragua aún más, para la ganancia de empresas extranjeras que seguramente saben como acariciar y motivar a sus agentes nacionales ...!

Por favor ayuden compartir eso con todas y todos los nicaragüenses en facebook y más allá.

Esa película, versión española, siguiente es un MUST, es obligatoria para cada uno y una interesada en el país, la sostenibilidad, la autonomía alimenticia, la soberanía, la alimentación propia, la niñez y el futuro.
************************************
https://www.youtube.com/watch?v=1Sd0Z6ifKh8
************************************
Al lado de ella ven más al respecto, por ejemplo el TRIBUNAL
contra MONSANTO en 2015.

http://www.laprensa.com.ni/…/2175814-transgenicos-la-vuelta… 

jueves, 2 de febrero de 2017

La Alianza Semillas de Identidad, insta a nuestro Gobierno de Nicaragua a no permitir la entrada de semillas trangénicas

La Alianza Semillas de Identidad, de la cual el GPAE es miembro activo, insta a nuestro Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional a: No permitir la introducción de cultivos transgénicos en nuestro país, por los riesgos al medio ambiente, erosión genética y la salud y basado en Principios de prevención y precaución aprobados en Acuerdos internacionales suscrito por Nicaragua.  

a continuación el texto de pronunciamiento:

Protejamos Nuestra Salud y Recursos Naturales: NO A LA INTRODUCCIÓN DE TRANSGÉNICOS EN NICARAGUA

Un transgénico (organismo genéticamente modificado u OGM) es un ser vivo creado artificialmente por grandes transnacionales como Monsanto, Syngenta, Dupont-Pioneer con una técnica que inserta a una planta o a un animal, genes de virus, bacterias, de otros vegetales o animales, inclusive genes humanos para hacerlos resistentes a ciertas plagas y herbicidas. Estas mismas empresas controlan el comercio mundial de semillas, agro químicos y maquinarias.
Se cumplieron 20 años de cultivos transgénicos y a pesar de ellos no han logrado cumplir con las promesas con las que fueron justificados. Tan solo 10 países los han adoptado, siendo objeto de rechazo en más de 170 países, por lo que a nivel mundial existen leyes y normativas que impiden su entrada. Nicaragua, cuenta con la Ley de Prevención de Riesgos Provenientes de Organismos Vivos Modificados por Medio de la Biotecnología Molecular la cual tiene como fin “prevenir, evitar y reducir los riesgos que se pudieran ocasionar a la salud humana, en el ambiente, diversidad biológica, actividad agropecuaria, forestal y acuícola”.
Los transgénicos no están destinados a alimentar al mundo, solo existen 4 rubros principales: soya, maíz, algodón y canola, destinados a la alimentación animal. No está comprobado que sean resistentes al cambio climático y adaptados a las diferentes zonas agro ecológicas.
Las semillas son propiedad privada de las grandes empresas que los producen, de tal manera que los productores no son dueños de las semillas que ellos mismos cosechan, teniendo que pagar licencia anual para poder sembrarla de nuevo, creando dependencia y altos costos productivos insostenibles para nuestros productores.
Estudios en Estados Unidos, Argentina y México entre otros países, muestran que no son más productivos que los cultivos convencionales. No son seguros, porque son cultivos adictos a herbicidas, insecticidas y fertilizantes tóxicos para producir, por lo tanto, contaminan suelos y aguas, provocan erosión genética a nuestro patrimonio, agravando la situación del medio ambiente y el cambio climático.
Investigación efectuada en México por GRAIN y comunidades indígenas y campesinas confirma que “la contaminación transgénica del maíz está en varios Estados, y que muy probablemente haya contaminación en todo el territorio mexicano, y erosión genética de los recursos naturales y recursos nativos y criollos, poniendo en peligro la agrobiodiversidad, el medioambiente y la economía de las familias productoras”. Esto es grave porque Nicaragua es también centro de origen del maíz.
Por estas razones y otras referidas a los daños ocasionados a la salud humana (alergias, cáncer, ceguera, infertilidad, e intoxicaciones), es que la Alianza Semillas de Identidad, conformada por 6 Redes nacionales y más de 35 mil familias productoras, se oponen a la introducción de cultivos transgénicos para fines comerciales y experimentales.
La Alianza Semillas de Identidad, insta a nuestro Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional a:
1-     No permitir la introducción de cultivos transgénicos en nuestro país, por los riesgos al medio ambiente, erosión genética y la salud y basado en Principios de prevención y precaución aprobados en Acuerdos internacionales suscrito por Nicaragua.   
2-     Ante las solicitudes de empresas privadas de introducir cultivos transgénicos, solicitamos apegarse a los procedimientos establecidos en la Ley 705, conocida como Ley de Bioseguridad. 
3-     Fortalecer las capacidades administrativas y técnicas de las autoridades competentes para revisar, analizar y determinar técnica y científicamente los riesgos asociados a especies transgénicas.
4-     Estar alerta a la falsa propaganda y promesas engañosas de parte de las grandes transnacionales interesadas en la venta de transgénicos.
5-     Defender los derechos legítimos de la Agricultura Familiar y la preservación de nuestro Patrimonio Genético Nacional altamente resiliente ante el cambio climático.
               Managua, Nicaragua. 3 de febrero del 2017